Close
Hospital Claudio Vicuña
Quintero y Concon

USM entrega más de 2300 escudos faciales a recintos asistenciales

a lo largo del país

La crisis sanitaria, que ha golpeado fuertemente a Chile durante estas últimas semanas, ha sido garante de la falta implementos de protección para miembros del personal de salud.

 

Por este motivo, el Laboratorio de Fabricación -FabLab- de la Universidad Técnica Federico Santa María, ha querido ser parte de esta cruzada sanitaria. No quedando ajeno a esta pandemia, alumnos de la casa de estudios, han fabricado más de 2300 escudos faciales que han sido donados a establecimientos asistenciales en la comuna de Quintero, Concón, Viña del Mar y San Antonio en la Región de Valparaíso, y en Melipilla y Peñaflor en la Región Metropolitana.

 

Este martes 26 de mayo fueron entregados los escudos faciales como herramienta de protección para quienes son parte de la primera línea en esta cruzada sanitaria. La entrega en los recintos de Quintero y Concón fueron posibles gracias a la alianza colaborativa entre BASF Chile y USM.

 

Los primeros colaboraron en la donación de 680 escudos faciales y los segundos en la fabricación de los escudos faciales a través de la confección de ellos con máquinas 3D y corte láser, y con equipos de alta tecnología cono CNC Router (máquinas de corte y grabado industriales).

Nicolás Pizarro, Gerente de Planta de BASF en Concón, se refirió a la importancia de poder contribuir con esta donación en el contexto que hoy nos encontramos, enfatizando que “el personal, nuestra bien llamada primera línea, está haciendo grandes esfuerzos para hacer frente a esta crisis sin precedentes, siendo verdaderos héroes y tenemos la certeza que esta donación de escudos faciales les será de gran ayuda para seguir trabajando día a día por el cuidado de la salud de nuestros vecinos y todos aquellos que lo requieren”. Además, comentó el significado de la alianza aludiendo a que “la Universidad Técnica Federico Santa María es una institución muy prestigiosa, y cuando se presentó la oportunidad de realizar este aporte conjunto, no lo dudamos. Esta alianza ha implicado trabajo, organización logística, pero por sobre todo las ganas de ayudar por parte de BASF y la Universidad”.

 

Por otro lado, la donación de escudos faciales en el Hospital Claudio Vicuña de San Antonio y Sanatorio Marítimo San Juan de Dios de Viña del Mar, se efectuó mediante la colaboración de la familia viñamarina Hornauer Olivares, quienes son parte de las empresas amigas donantes de la casa de estudios.

 

Además, gracias a nuestro FabLab durante el mes de junio se realizaron 400 donaciones de escudos faciales al Hospital de Melipilla y paralelamente 400 al Hospital de Peñaflor, donde el personal médico agradeció enormemente la donación de nuestros colaboradores.

Hospital Marítimo San Juan de Dios, Viña del Mar
Hospitales de Peñaflor y Melipilla

Producto de la estrecha colaboración de ambas empresas, Maximiliano Rivera, Director de FabLab de la Universidad Técnica Federico Santa María, enfatizó en lo relevante que implica esta donación en aquellos recintos donde requieren de implementos de primera necesidad con el único objetivo conformar una barrera que impida el contacto entre un paciente y el personal de salud y en la importancia del trabajo de fabricación de estos escudos: “La USM es una institución que siempre ha estado orientada a apoyar al desvalido meritorio como lo dijo don Federico Santa María, pese a que se entiende que es en el contexto de educación, el concepto también se puede aplicar en este momento a aquellos que están arriesgando sus vidas y las de sus familias por intentar salvar, cuidar y sanar a todos los pacientes que están contaminados por Covid”, afirmó.

 

A raíz de estas alianzas, el personal de salud de la Región de Valparaíso se mostró agradecido por la donación de los escudos faciales. Así lo manifestó Daniela Siegmund, directora del Hospital Adriana Cousiño ubicado en la comuna de Quintero: “Este tipo de donación que nos entregan a través de la alianza BASF y la USM, es tremendamente útil para nosotros como Hospital y estamos muy agradecidos. En estos momentos de contingencia, los trabajos en equipo y en el red, es lo que permite dar una mejor atención más segura y con mayor proyección”, agregó.

 

Por último, María Jesús Cancino: enfermera coordinadora del Centro de Atención Integral IST de Concón, agradeció esta instancia colaborativa enfatizando que “es un aporte gigante. Si pensamos en el contexto actual a nivel nacional y mundial, nos damos cuenta que hay varios centros de salud que se ven amenazados y algunos se ha pesquisado la falta de los elementos de protección personal. Si ustedes puede contribuir a ayudar y poder cumplir con la protección de cada persona, es muy importante y lo valoramos”.

Scroll Up